4.20.2014

Mientras tanto

Mientras que termina de aparecer la obscuridad total en el habitáculo, asomado a la ventana se muestra el primer y último atardecer del día.
Mientras que las nubes parecen ir hacia la parte izquierda de tu ventana, el brillo portátil se clava en los entrecerrados ojos.
Mientras que pasa la media hora prometida, empiezas a tocar, sin guantes, el texto educacional de 1869.
Mientras que las lágrimas no llegan a salir, terminas de rellenar el papeleo burocrático.
Mientras que observas la pantalla semiencendida, aparece la noticia del gabismo como nueva teoría literaria.
Mientras se apaga esta misma pantalla, termina la inspiración social para pasar a la política enfurecida.
Mientras que bajas el toldo para que las ideas dejen de quemarse, llegas a conclusiones erróneas sobre la grafología utilizada en el modernismo.

Mientras que deberías terminar los clásicos franceses, terminas atraído por el olor culinario a Semana Santa.

No hay comentarios: