5.06.2014

Compartíamos lengua

Compartíamos lengua.
Hace poco menos de dos horas que, por primera vez, le he entendido.

Entender, es decir, mi mente ha asimilado las palabras que salían de su boca para volverlas a repetir en mi espacio cabezón. 
Ambos nacimos en la misma tierra, hasta en la misma capital de provincia y solo nos habíamos escuchado en un idioma extranjero durante más de cuatro meses. Mismos sitios vecinos visitados, diferentes experiencias laborales. Diferente posición de la boca, mismo acento mal imitado.
El mensaje transmitido en nuestra lengua, español, no podía llegar a ser entendidos por extranjeros: dormir como un lirón.

- Qu’est-ce que un lirón?
- Yo creo que es un ratoncillo, me parece… sí, un ratón pequeñito- pronuncia a la par que sujeta el móvil en la mano y muestra sus hallazgos.


Ya entiendo por donde van los tiros, si de hablar en español se trata, con lirones entre las manos se enlaza. Pues, ¿sabes qué? voy a buscar mentalmente las traducciones de “expresiones con animales”  que conozca en nuestro idioma común, para que nuestras lenguas sigan compartiendo palabras, susurros, posiciones para mejorar la e y è, palabras nuevas a nuestro obsoleto vocabulario. 

Au revoir. Bonne soirée.

À vous-toi aussi.

No hay comentarios: